I denuncias
II sensaciones
III preguntas
cronología
mapa
nombres
imágenes
esquemas
resaltados
azar
sobre política
Bcn 19.1.99 leyendo a Max Weber (1864-1920)

anterior siguiente
antes después
azar
próximo concepto
política
tiempo
poder
fuerza
ego
revolución
energía
deseo
cultura
vida
estado
violencia
anarquía
ley
próximo nombre
Max Weber
Maquiavelo
próxima imagen
próximo resaltado
próximo esquema

 

M. Weber; El político y el científico, en Sobre la esencia de lo político.

 

W -          "¿Qué entendemos por política? ... cualquier género de

actividad <directiva> [organizativa -> orden] autónoma. (...)

Por política entenderemos solamente la dirección [forma en el

tiempo] o la influencia sobre la dirección [la historia]

de una asociación [fuerza] política, ..."

 

POLÍTICA: toda forma de organización autónoma de diferentes relaciones

[fuerzas e intereses] en el tiempo.

 

PODER: La fuerza o fuerzas directrices de una organización u orden.

 

ORGANIZACIÓN POLÍTICA: forma de dirigir, ordenar las fuerzas.

 

Todos los modelos políticos desde Maquiavelo hasta hoy, están basados en el <ego>,

en el común acuerdo de los intereses del ego.

Políticamente hablando, estamos desde la revolución francesa,

curando, limpiando socialmente nuestro ego.

Los derechos humanos y cosas por el estilo son los efectos de dicha lenta <purga del ego>.

La política ha sido hasta ahora,

el ejercicio o dispositivo organizativo para la supervivencia del ego.

 

Deshacer la ilusión, el mito del ego, es lo que llevamos haciendo,

desde hace dos siglos y medio, todos aquellos que creen en la bondad

de las consignas de la revolución francesa: "libertad, igualdad, fraternidad".

 

En estos 250 años no es que hayamos conseguido mucho,

ya que el absolutismo escatológico e inútil del ego sigue siendo lo que todavía más abunda.

Creo que hay que insistir en actuar de acuerdo con lo que pensamos, es decir,

dejar definitivamente de ser hipócritas, y seguir trabajando en la liberación del ego,

liberación del sí mismo ensimismado.

 

Todavía queda mucho, así que no nos hagamos ilusiones,

ni nos impacientemos, ni gastemos energía inútilmente.

Pero vayamos haciendo nuestra labor, nuestro camino, nuestro deseo.

 

[+] jerarquías de poder y autonomía

 

El problema general de nuestra cultura es que todavía no podemos entender o

asimilar la vida sin jerarquías, sin escalas de valores, sin la "autoridad del padre".

Todavía no somos responsables de nosotros mismos.

Estamos en la adolescencia, creemos ser libres pero dependemos

de la autoridad de otro incluso para afirmarnos en contra de éste.

Todavía necesitamos negar al otro para afirmarnos.

Nuestro orden político es un orden donde la "autosuficiencia" es local,

centralizada y parcial, pero nunca total.

El orden político está basado todavía en una distribución jerárquica del poder,

no en una distribución de las responsabilidades.

Y la jerarquía siempre implica desigualdad,

por eso nuestra "autonomía", nuestra fuerza y nuestro poder es desigual.

 

AUTONOMÍA: auto-organización de la fuerza, del poder.

 

[+] el Estado y la violencia

 

Weber - "[El]Estado solo es definible sociológicamente

por referencia a un medio específico que él,

como toda asociación política posee:

la violencia física."

<Todo estado está fundado en la violencia>,

dijo Trostky en Brest-litolusk.

Si solamente existiesen configuraciones sociales

que ignorasen el medio de la violencia <<habría>>

desaparecido el concepto de <Estado> y se habría

instaurado lo que en este sentido específico,

llamaríamos <anarquía>. "

 

Está claro que todavía hoy, la única forma de controlar el "medio específico"

o sociedad en cuestión, es a través la violencia: el castigo o la condena perpetua o

la pena de muerte. (equivalente a la Fortuna en la época clásica griega.)

Antes eran los dioses los que ejercían violencia sobre la sociedad humana,

ahora es el hombre quien toma la decisión divina del castigo.

 

No se ha encontrado otra forma de dirigir, reconducir a los "des-carrilados",

a los transgresores de la ley, ya sean éstos: puros egos salvajes o personas

que están más allá de la ley porque ya no necesitan leyes para ser responsables

de sus decisiones y sus acciones.

[Recordar la lista de los más allá de la ley como Giordano Bruno, Galileo, etc.,

los quemados, torturados o fusilados porque su visión del mundo no era acorde

con la visión standard de la época.]

 

El "encarcelamiento" por decir aquello que una sociedad o organización política

ego-céntrica no puede todavía entender, (por tanto tolerar en su identidad),

es la reacción negadora y típica de un ego u organismo social que sólo ve al otro

como amenaza de sí mismo, de su ficticia integridad.

Los herejes, lo apócrifos, etc., no eran aceptados porque ponían en cuestión

la estructura lógica, el disfraz que mantiene al ego en su ficción de poder.

 

La anarquía es una forma de organización política antipolítica

porque niega la jerarquía como forma de distribución del poder.

En la organización anárquica no hay desigualdad de poder porque no hay,

propiamente hablando, un centro desde el cual se distribuya el poder.

Cada uno deviene autónomo, directivo de sus fuerzas.

Cada uno es el máximo responsable de su poder y de lo que haga con él.

Mientras la anarquía siga existiendo como utopía, como idea o ideal de poder,

seguirán las sublevaciones, las tentativas revolucionarias, las insumisiones.

Intentos de no renunciar a la libertad del pensamiento,

   a la necesidad de ser libres.

Mientras dure el poder insensato del hombre, habrá lucha de poder,

así como necesidad de crear islas, centros alternativos de acción y convivencia,

comunas, mini-sistemas dentro y al margen de lo establecido como sociedad,

como política, como poder.

 

[+] mini-sistemas

 

El primero de estos mini-sistemas surge en cada uno, tras su

"revolución personal de la vida cotidiana" o conciencia individual

de las abrubtidades y desmesura de cada ego particular.

 

Dicha revolución o mutación personal se activa al cambiar

el segundo del reloj, por el latido del corazón.

Este sería el sistema de la primera felicidad o del antiestrés.

Sistema de la relajación personal.

En este sistema empiezas a sentirte mejor,

sólo contemplando la absurdidad que te rodea.

La ves pero ya no te inquieta, ya no te afecta intestinalmente,

ya no te descompone emocionalmente.

Además como la ves, puedes empezar a razonarla.

Y al razonar toda la absurdidad que te rodea,

se fomenta tu sensación de estar donde quieres estar,

por lo que aumenta tu fuerza, tu poder sobre la absurdidad.

 

La relajación es fundamental,

hay que relajarse porque esta sociedad en la que estamos inmersos,

además de ser de lo más absurdo es de lo más profundo,

así que cualquier cambio significativo, crucial, puede durar siglos

(y nunca mejor dicha esta expresión).